CANOGAR
Inauguración: 19 de Abril de 2001- Clausura: 2 de Junio de 2001


Moviente
Ténica mixta s/papel y madera.
81 x 100 cm.
1993


Folio
Técnica mixta.
76 x 66 cm.
1999


Formal
Técnica mixta.
66 x 76cm.
1999


Espiche
Técnica mixta
800 x 81 cm.
1999


Basa
Técnica mixta
56,5 x 45 cm.
2000


Umbral
72 x 65 cm.,
con marco 108 x 95 cm.
2000




Bisagra
68 x 92 cm.,
con marco 92 x 122 cm.
2000


Talud
Técnica mixta s/pasta papel.
67 x 76 cm.
2000


Esbozo
Ténica mixta.
100 x 81 cm.
2000


Surco
Técnica mixta.
80 x 87 cm.,
con marco 115 x 115 cm.
2000


Corinto
Técnica mixta.
81 x 100 cm.
2000


Rastro
Técnica mixta.
95 x 95 cm.
2000


PRÓLOGO DEL CATÁLOGO
Notas del taller

Rafael Canogar

Muy pronto decidí ser pintor a pesar de que no había ningún antecedente familiar. Pasé cinco años estudiando con Vázquez Díaz, desde los catorce hasta los diecinueve, cuando empecé mi primera abstracción. Poco después, ya dentro de la abstracción informalista, se formó el grupo El Paso.

Ha pasado mucho tiempo desde aquello, pero creo que fue entonces cuando se creó la estructura que conforma toda mi obra, mi pintura, mi forma de pensar y mi concepción del arte. En estos momentos se está preparando una retrospectiva de mi obra -cincuenta años de trabajo- y estoy manejando mucho material fotográfico de mis diversos períodos. Entiendo, yo así lo veo, que existe un hilo conductor que nos lleva de un momento a otro, que parece alejarme de ese primer encuentro con la abstracción, al mismo tiempo que veo singulares semejanzas, como en un viaje de ida y vuelta continuo.

Empecé a viajar muy pronto, con verdadera hambre de conocer a los artistas que me había interesado desde los primeros años de estudiante, al mismo tiempo que mi obra se fue dando a conocer. Fui por primera vez a los Estados Unidos en el año 60, con 24 años, pero ya con cierto nombre; fui a casarme, al mismo tiempo que estaba exponiendo en el Moda, en el Gugemheim y en la Galería Pierre Matisse. Me interesó mucho Nueva York y me propusieron quedarme, pero yo quise volver y continuar la labor que habíamos empezado en El Paso.

Decía antes, volviendo ahora a la pintura, que existe una constante en toda mi obra. Desde un primer momento me interesó, por encima de todo, la expresividad y la inmediatez. El informalismo heredó el automatismo creativo del surrealismo y, en ese estado, dejar fluir las imágenes sin pasar por el filtro de la razón. Por coherencia con ese espíritu tenía que limpiar de alguna forma mi paleta. No eran los matices del color tema de m interés, era la expresividad poética de forma y color. Mi paleta se reducía a pocos colores entonces, y sigue siéndolo en estos momentos.

He odiado repetirme, copiarme a mi mismo, razón que pueden explicar mis diversos cambios. He intentado siempre que mi obra fuese una herramienta de comunicación, que fuese vehículo de transmisión de ideas, un posicionamiento ético al mismo tiempo que estético. Mis formas de pinta han cambiado buscando eficacia y puntualidad comunicativa. Una obra que quedó marcada por la dictadura y mi condición de español, pero que se reencuentra una vez alcanzada una normalidad democrática.

Mi pintura ha estado siempre marcada por el volumen, por un crecimiento hacia fuera, de crear objetos tridimensionales, en definitiva por la realidad pictórica que, a veces, se hace escultura. Me interesa la enseñanza: he sido profesor de arte en Estados Unidos y he impartido diversos talleres y conferencias. Yo entiendo que la creación artística es difícil comprensión y suelo estar dispuesto a la explicación de los fenómenos pictóricos, pero también es cierto que cada día necesito más de mi tiempo, que me queda mucho por hacer y tengo que administrar el tiempo que me quede.

He realizado mucha obra gráfica, me interesa mucho como herramienta de trabajo. La gráfica me permite expresarme de forma diferente a como lo hago con la pintura, la escultura o el dibujo. Creo que enriquece la obra del artista y permite llegar a un mayor número de personas.

Pintar sigue siendo -después de tantos años- una imperiosa necesidad vital, una forma de autorrealización: vehículo o correa de transmisión de todas mis emociones y obsesiones, una herramienta de comunicación y una forma de ser y vivir.

El arte es ahora, más que nunca, laboratorio de un presente problemático. No podemos operar de espaldas a estas realidades. La vitalidad y la fuerza no puede - o no suele- consistir en mantenerse siempre en las mismas coordenadas. Por coherencia conmigo mismo, y por fidelidad al espíritu de ruptura que animó mi primer encuentro con la vanguardia de los años cincuenta, no puedo quedarme en territorios conocidos demasiado tiempo, en modernos academicismos, en obras ya realizadas.

Pero el paso del tiempo también me ha dado nuevos paisajes, me ha permitido mirar cada vez más en mi interior, en mi propio yo. Reflexionar más en términos de forma y materia y su capacidad de expresión y comunicación: en la evocación de la memoria, o en la conexión con la realidad del pensamiento, con la imagen mental.

La estructura se forma por la superposición de fragmentos, de trozos de pasta de papel -acción de "destruir" o de despreciar grandes planchas de pasta de papel- que crean, en acción "constructiva", la forma "irregular" de la misma obra, rompiendo el concepto "virtual" del espacio pictórico. El objeto resultante de esta manipulación es, al mismo tiempo que forma y matera, ámbito de elementales formas geométricas que, como signos e iconos, liberan un complejo sistema de símbolos, del goce contemplativo. Un análisis de esencialidades, de conjuntos y partes, de improntas presentes y olvidadas arqueologías.

Fuerzas opuestas, lucha de contrarios como parte estructural de mi obra. "Construcción-deconstrucción", como motor creativo, como realidad del hombre que vive inmerso en sus propias contradicciones.



CATÁLOGO DE LA GALERÍA JUAN GRIS
Con motivo de la inauguración de cada exposición se edita un catálogo donde se recogen algunas de las obras expuestas.

Extensión: 14 páginas. Todo a color excepto portada y contraportada. En cada catálogo hay un texto de introducción escrito unas veces por el pintor, y otras veces por prestigiosos críticos de arte e historiadores, (en este caso es Rafael Canogar quien ha escrito esta introducción), biografía del pintor, foto personal y las características (título, técnica, medidas y año) de 13 cuadros.

Puede adquirir el catálogo en la galería (900 ptas), o bien, puede recibirlo en su domicilio, indicándonos su dirección, datos personales y añanadiendo 750 pesetas en sellos de correos a la dirección: Calle Villanueva 22, 28001, Madrid, España.






 
 
Dirección
Calle Villanueva, 22
28001
Madrid - España
  Horario
Lunes a Viernes
de 11 a 14 horas y de 17 a 20:30 horas
Sábados sólo por la mañana